Señalización en Braille: ¿Una cuenta pendiente?

Braille para minusválidos

La señalización en Braille, se ha establecido como obligatorio en muchas dependencias públicas y del Estado Mexicano.

Barille para botones de elevador

Esta legislación abarca no solo a las dependencias gubernamentales, sino que se extiende a empresas privadas con afluencia de público, visitantes o de servicios.

Para muchos de los ciudadanos con incapacidad visual en México, esta es tan solo una de las tantas reivindicaciones que han esperado por muchos años.
Según datos de la Agencia Internacional para Prevención de la Ceguera, en México

hay 2.500.000 personas con alguna deficiencia visual incapacitante. De estos, alrededor de 415.000 personas tienen una incapacidad visual total.

México fue uno de los primeros países en el mundo en fundar una Escuela para Ciegos y adoptar el Braille. Desde 1870, existen en México textos y libros impresos en Braille y macrotipo.

Sin embargo, este acceso a la lectura, solo se ha limitado a algunos libros y ha tenido relativamente poca difusión entre la población general. No fue sino hasta 2013, cuando se imprimieron los primeros libros en Braille para la educación secundaria.

La señalética obligatoria, en la prevención de riesgos, es para muchas de las personas con incapacidad visual, tan solo una de muchas conquistas por lograr. Comparados con otros países, aún queda mucho por hacer.


Señalética en empresas de servicios


Aunque aún no es de obligatorio cumplimiento en todo el territorio mexicano, muchas de las empresas privadas, han comenzado a cambiar sus letreros y señales.
Las señales de emergencia, rutas de evacuación, salidas de emergencia y sistemas contra incendio en Braille, son una realidad en muchos espacios públicos.

Sin embargo, la correcta señalización en Braille para el resto de los servicios públicos y privados, aún dista mucho de lo avanzado en otros países.

En algunos países del mundo, ya es prácticamente regular, la señalización en Braille para:


● Menús de restaurantes
● Taquillas bancarias y cajeros automáticos
● Baños públicos y ascensores
● Fuentes de agua
● Transporte público: metro, aviones, trenes y autobuses
● Productos farmacéuticos, de riesgo o peligrosos
● Clínicas, laboratorios y consultorios médicos privados
● Información de alérgenos e ingredientes en productos alimenticios
● Productos químicos o peligrosos
● Información legal

Toda esta información se ha integrado a un complejo sistema de háptica para mejorar la vida de las personas con discapacidad visual.
Una luz entre tanta oscuridad
Muchas empresas privadas mexicanas, han comenzado a desarrollar toda una política de inclusión a sus usuarios y consumidores.
Como parte de una seria política de Responsabilidad Social Empresarial, existe un gran número de empresas cambiando sus políticas de señalización.

Publibace


En fábricas, oficinas y espacios públicos, se han comenzado a cambiar letreros, señales y avisos, para incluir información en Braille.
Para ello, han realizado un trabajo conjunto con las mejores empresas de señalética Braille en México.

Aunque la legislación parece tener pequeños avances en este sentido, aún queda mucho camino por recorrer en este sentido. El libre desenvolvimiento, libertad y autonomía de las personas con discapacidad visual en México, poco a poco se va transformando en una realidad tangible.