No image

4 Razones Para Continuar Estudiando Impresión digital.

 Ventajas de estudiar Impresión Digital.

A esos que van entrando a la carrera, a aquellos que están a la mitad o para los afortunadotes que están por salir. También a los que llevan años diciendo “este semestre si regreso a la uni” pero nel pastel”

La otra noche limpiaba mi primer escritorio que tuve en la vida, (no se imaginen una reliquia, me lo dieron a los 13 ó 14 años), más por desesperación que por pulcritud. Siempre está lleno de papeles “importantes” que no merecen ser tirados porque me pueden servir. De lapiceros que ya no tienen tinta, pero son regalos y pues no hay que ser mierda.

Resulta que en la limpieza semestral encontré una libreta vieja y chiquita que ya sabía que estaba ahí, pero tenía años que no abría. Recordé que fue la libreta que usé para mis clases de inglés y la primera para anotar mi primeros trabajos como Freelance. Tenía que abrirla.

Hojeando del final al inicio vi firmas de amigos que ya ni frecuento, rayoteos y dibujos feos, números telefónicos que no tienen nombre y que no sé si llamé o me llamaron. Nombres que no tienen números e intentos de logotipos. Y claro, anotaciones de mis clases de inglés básico.

Era el 2012 cuando usaba esa libreta, y no lo digo por las fechas anotadas, más bien porque en ese tiempo tenía la manía de anotar cualquier cosa que pudiera ser tema para el blog. De ahí salió el primer post enMarketcon: “¿Hasta dónde complacer a un cliente?”. Un post de apenas 406 palabras, incluyendo el saludo y la despedida, que Panda ni hubiera pelado.

Y en todo eso estaba la idea de este post, “las ventajas de estudiar marketing”, dice la hoja con tinta negra. Sabía que tenía que cerrar ese deseo de hace dos años y cachito.

Es por eso que les traigo 4 razones por las cuales estudiar  es una buena opción.

4 Razones Para Continuar Estudiando.

1. Todos queremos vender algo con la Impresión Digital:

Empiezo con un tema más tocado que un ipad de exhibición en Liverpool,las ventas personales. El primer punto dice que todos queremos vender algo y es cierto. Queremos vendernos como el chingón de la clase, el chingón de la oficina, al que le salen mejor los eructos, etc.

Durante la carrera nos dicen que el marketing se trata de diferenciar una marca de la otra (spoiler para los que no han empezado la carrera), que debemos agregar valor para crear una relación de amistad más que una comercial, que si elegiste la carrera es porque eres un chavo de onda y te pasa el rock and roll, dado a que no elegiste a la aburrida Contabilidad o a la eterna Medicina.

Nos vendemos como la modernidad con patas y es completamente legal, de eso se trata. Creo fielmente que hay dos tipos de personas que estudian marketing:

1. El que piensa en marketing pensando que es publicidad.

2. El que piensa en marketing pensando que será vendedor.

Yo soy el número 1. Ah, y también entré a la carrera pensando lo de publicidad.

2. la Impresión Digital  es una Profesión para cualquier industria:

El marketing es para todos porque NO HAY GIRO EMPRESARIAL QUE NO QUIERA VENDER. Y dejemos en claro algo, por si un empresario antiguo me está leyendo, estudiar marketing no califica para ser vendedores de cambaceo, animador o diseñador o etc.

Sí, marketing es igual a ventas. Pero no significa vendedor. Sé que los que están leyendo esto afirmarán conmigo que la mercadotecnia son estrategias que desencadenan las ventas. Pero bueno, me salí del tema.

Como les decía: NO HAY GIRO EMPRESARIAL QUE NO QUIERA VENDER. Y ahí la ventaja que tenemos todos los estudiosos de esta carrera. Si bien hay quienes salen más abusados que otros, la verdad es que la práctica diaria nos empareja, tanto que algunos sobresalen en puntos que a otros se les dificulta (Excel, para mi).

No estoy diciendo que un mercadólogo jamás estará desempleado, pero las oportunidades son más abiertas que en otras profesiones. ¿Por qué? Porque no necesariamente debemos estar en agencias de marketing o publicidad, las empresas que venden maquinarias para dragar ríos en montañas peligrosas también quieren vender. Y las que venden ataúdes y espacios en cementerios, también.

La carrera también es para los que buscamos hacernos de algo propio, se supone que sabemos detectar tendencias y crear demanda, se supone. Con una carrera que nos enseña a embellecer caca de perro en una bolsa debería ser fácil un emprendimiento ¿verdad? ¡¿VERDAD?!. Eso pensé.

Oportunidades hay, que las veamos es nuestro asunto.

3. Constante actualización:

En una rápida investigación nos podemos dar cuenta que los congresos de marketing y/o publicidad abundan en nuestro país, ya les conté delCongreso Destreza en Villahermosa. En la primera página de resultados del 2013 hay unos 8 diferentes, si le buscamos un poco más podemos promediar que hay uno cada mes. Eso es una constante capacitación para nosotros.

Y la verdad es que estamos de moda, y para que me crean, veamos que hay en lnternet y la televisión: Mad MenHouse of CardsDragon´s Den, las pésimas novelas de Televisa donde últimamente hay personajes que son publicistas, etc.

La profesión se ha levantado a puro Word of mouth y a puro Sight of eye (ese lo inventé yo), gracias a las típicas frases como “eso es pura mercadotecnia”, que se dicen cada que no confiamos en algo; y gracias a las campañas con carga social que muchas marcas y personas están desarrollando al rededor del mundo.

4. Hacer del mundo un lugar mejor:

Por último, anexo esta razón que pinta a la mercadotecnia como una de las profesiones más interesantes actualmente. No la comparo con carreras de Ciencias de la Salud, ni alguna ingeniería para que no salten, amiguitos. Pero gracias a ella se han logrado cambios importantes en nuestra sociedad, cambios respecto a la salud, a la convivencia, a la preservación de especies, a la concientización del futuro y demás acciones.

No escondo las malas acciones que la obligan a hacer, la polémica que levanta cuando se aplica bien, eso también es parte de su chamba. Quizá por eso no brilla como debería.

Afortunadamente hay personas que la utilizan para bien y se preocupan por crear estrategias y campañas que dejen mucho más, movimientos que logren penetrar y generen los cambios que nos convertirán de habitantes a ciudadanos de nuestra sociedad.

Los ejemplos los podemos ver en la calle.

Confieso que las razones que doy ahora, no se parecen a las que tenían en mente cuando escribí la idea en la libreta. No había “vivido” ni aprendido mucho (tenía meses de haber egresado). No tenía plumas y ya quería volar, dijeran Los Tigres del Norte.

Dos años después, les puedo contar con los pelos de la burra en la mano que esas cuatro razones son las principales para convencer a un indeciso a estudiar marketing Por eso, si tú que me estás leyendo también estudiaste marketing y/o publicidad, hazme saber si compartes mi opinión o si tienes una razón mejor.

Los comentarios están picándole el signo de más abajito. Me gustará leerte